Cuidados de manos y pies en verano

piesplaya.jpg

Puede que las vacaciones estén terminando, que ya viene marzo, se vuelve al trabajo, a la universidad, a la rutina, pero eso no quiere decir que se acaben los días de sol y las altas temperaturas, así que tranquila: aún puedes lucir tus pies en esas lindas sandalias que usaste toda la temporada, además de lucir tus manos. 
Esta época es perfecta para que cuidemos nuestras manos y pies, no sólo por el hecho de que están más expuestas que durante los meses mas fríos, si no porque las altas temperaturas, el viento y el sol refuerzan la aparición de durezas, se resecan los tobillos y también la piel de nuestras manos.
Por eso, a continuación te daremos ciertos consejos para que puedas mantener tus manos lindas y sanas durante estas últimas semanas de verano.

MANOS
- Cremas y aceites para cutículas. Estas nutren e hidratan las cutículas y las uñas.
- Evita lavarte las manos con agua muy caliente, prefiere el agua tibia y también utiliza jabones neutros e hipoalergénicos (evitar irritación en la piel).
- Manicure por profesionales 2 veces al mes (es importante que se hagan por profesionales para que eliminen todas las impurezas y cutículas que crecen en tus uñas). Es importante entre manicures dejar las uñas respirar (sin esmalte).
- Si te pintarás las uñas tu misma, utiliza esmaltes y bases de buena calidad.
- Para cortarte las uñas te recomendamos hacerlo después de la ducha (uñas mas blandas) y si las vas a limar, prefiere en seco.
- Exfoliación por lo menos 1 vez por semana.
- HIDRATACIÓN.

PIES
- Crema hidratante todos los días después de la ducha. Aprovecha de realizar un pequeño masaje.
- En la ducha utiliza una piedra pome en los talones (rebajar durezas).
- Ir al podólogo 2 veces al mes, especialmente en verano.
- Cortar uñas después de la ducha con tijeras ergonómicas, para evitar posibles lesiones.
- Exfoliar 1 vez por semana.

También te recomendamos agregar a tu dieta alimentos ricos en: calcio, zinc, proteínas, hierro, yodo, entre otros. Recuerda que la Vitamina D también ayuda al crecimiento y fortalecimientos de nuestras uñas, y su mejor fuente es el SOL, así que aprovecha los días de playa que te quedan.