Hidratación del cabello en verano

mascarilla.jpg

Anteriormente hablamos de los cuidados que debemos tener en verano con nuestra piel, con nuestra alimentación, la importancia de mantenerse hidratada y el uso de protector solar. Hoy te contamos de los cuidados que debes tener con tu cabello durante estos meses para disminuir al mínimo el daño provocado por el sol, la sal de mar, el cloro de las piscinas, entre otros.

Con el verano nuestro cabello sufre algunos daños como:
- Sequedad.
- Perdida de brillo.
- Efectos de la humedad.
- Puntas partidas.
- Decoloración del cabello.
- Deshidratación.

A continuación, te daremos unos consejos para aplicar durante estos días de verano, para minimizar los daños:
- Cortar las puntas después de regresar de nuestras vacaciones, esto eliminará las puntas partidas y así los tratamientos de hidratación funcionarán mejor.
- Utilizar sombrero cuando vayas a exponer el cabello al sol por periodos prolongados de tiempo.
- Pelo recogido, esto permitirá que no te quede arena en el pelo, además que al borrar la partidura esto evitará que te quemes el cuero cabelludo, irritándolo.
- Protector solar para el cabello. Es verdad, existen bloqueadores para aplicar en el pelo durante los días de playa.
- Hidratación. Es importante que utilices cremas de hidratación, si no, puedes perfectamente puedes hacer una mascarilla casera*.
- El aceite de Argán soluciona la sequedad y protege y sella las puntas. Hoy en día en el mercado existe una gran variedad de shampoo, bálsamos y cremas que tienen este aceite.
- Evita el uso de secador y de planchas para peinar.
- Y por último, intenta luego de cada vez que te metas al mar o a la piscina, enjuagar tu cabello con agua para sacar el exceso de sal y cloro.

Recuerda que el cabello y la piel sufren daños tanto en verano como en invierno, por lo que en esta época sólo debemos reforzar los cuidados de éstos, así como también nuestra alimentación.

* Para hacer una mascarilla de palta necesitas lo siguiente: palta, agua, dos cucharadas de aceite de oliva y una cucharada de miel. Lo mezclas, formas una pasta, la aplicas en tu cabello por 15- 20 minutos y enjuagas. Luego lavas tu pelo de forma regular.