Bronceado saludable y duradero en verano

1.jpg

Para algunas mujeres el verano siempre es igual a bronceado fascinante, pero en Salud Ü Fitness estamos seguras que a más de alguna ese bronceado no les dura más que 2 semanas después de volver de esas vacaciones. Y es que en esta época es casi parte de nuestra rutina (cuando se puede) aprovechar los fines de semana o las vacaciones para obtener ese bronceado fascinante con el que soñamos durante el invierno y para qué mentirnos: subir nuestra autoestima creyéndonos caribeñas con ese tono de piel tan lindo.
Es por eso que a continuación hablaremos sobre los beneficios, los riesgos y algunas recomendaciones para que mantengas ese bronceado el mayor tiempo posible y que a la vez no dañes tu piel y tu salud.

Beneficios de tomar sol:
- Fortalece los huesos y dientes.
- Ayuda en la absorción del calcio.
- Entrega vitamina D.
- Mejora aspecto de la piel.
- Incrementa la Hemoglobina en la sangre.
- Disminuye la presión arterial.
- Incrementa la respuesta inflamatoria.
- Disminuye el colesterol en la sangre.


Riesgos de tomar sol:
- Aparición de eritemas (enrojecimiento de la piel).
- Quemaduras de I y II grado.
- Cáncer a la piel.
- Cataratas.
- Envejecimiento de la piel.
*Estos riesgos son al exponerse al sol de forma irresponsable y en exceso.

Para evitar estos riesgos, te contamos algunos consejos que te pueden servir este
verano:

- Exfoliación: se recomienda como un modo de preparar la piel, ya que al
exfoliar eliminas las células muertas.
- Consume alimentos ricos en Betacaroteno (tomate y zanahorias) y alimentos
ricos en Vitamina E y B (pescados y legumbres).
- Hidratación: ingiere líquido (preferiblemente agua), para reponer el líquido
perdido a través del sudor.
- Protección: SIEMPRE utilizar bloqueador solar. Se recomienda aplicar bloqueador 30 minutos antes de la exposición, reponer cada 2 horas y en lo posible cada vez que te bañes en el mar o la
piscina.
- Realiza una exposición gradual y controlada: no más de 2 horas seguidas y la primera exposición al sol que sea de corta duración, para ir preparando tu piel.
- Evita exponerte a sol entre las 11 y las 16 de la tarde; es donde el sol hace más daño.
- Después de esa tarde de sol, siempre refresca e hidrata la piel. Los geles de Aloe Vera son muy recomendados.

Ya sabes cómo conseguir que ese bronceado fascinante dure mas allá del verano, así
que recuerda: ¡toma sol de forma responsable, controlada y preparada!