Retención de líquidos y el consumo de sal

fotonoticia_20170218083341_640.jpg

¿Te has despertado un día sintiéndote pesada, hinchada y con malestar en piernas, manos o cara?

Bienvenida a la realidad de la Retención de líquidos, un mal que acompaña no sólo a nosotras las mujeres si no también a hombres.

¿Por qué ocurre la retención de líquidos?

Como dice el dicho, todo lo que sube tiene que bajar. Bueno, en este caso sería algo así como todo lo que entra debería salir, pero algunas veces ocurre un desequilibrio entre el líquido que entra a nuestro organismo y el que es desechado, provocando con esto una hinchazón de los tejidos blandos principalmente en tobillos, piernas, manos, pies y abdomen.

¿Cuáles son las causas posibles de la Retención de líquidos?
La retención puede ser provocada por varias razones:

-       Mala alimentación (alimentación poco saludable o alta en consumo de sal).

-       Problemas de circulación (sedentarismo, problemas cardíacos).

-       Desórdenes hormonales (embarazo, menopausia, síndrome premenstrual).

¿Cómo puedes prevenir y tratar la Retención de líquidos?

Bueno, como ya es tradición en nuestro blog, a continuación te entregamos algunos consejos para que incluyas en tu vida diaria y poder mantener la retención de líquidos lejos de tu cuerpo, sobre todo ahora que ya empieza el verano:

1)   Buena alimentación: incorpora a tu dieta alimentos con propiedades diuréticas, tales como apio, lechuga, tomates, zanahorias, cebollas, espárragos, por nombrar algunos.

2)   Vitaminas y minerales: esos también los puedes ingerir en los alimentos, estos ayudarán a reducir la alimentación y mantener el equilibrio necesario para evitar la acumulación de líquido.

       -Vitaminas B6 (carnes rojas, salmón, arroz, atún), Vitamina B5, B1 y D (frutas, lácteos bajos en grasas).
       -Minerales: Calcio y potasio (este es el encargado de fomentar la eliminación de agua acumulada en los compartimientos del cuerpo).

3)  Disminuye el consumo de sal: la comida con mucha sal afecta la capacidad de nuestro cuerpo de eliminar líquidos, algunos alimentos bajo en sodio son leche, papas, arroz, almendras.

4)  Agua: como ya te dijimos en otros artículos, el consumo de agua es muy importante para mantenerte hidratada y para eliminar la retención.

5)  Ejercicio: con esto ayudas a la circulación y a su vez a eliminar el exceso de líquido a través del sudor.

6)  Duerme con tus pies elevados: recomendado por sobre el nivel del corazón para mejorar la circulación.

Esperamos que estos consejos te ayuden a mantener tu cuerpo libre de esa retención y así mantener el equilibrio en tu cuerpo.