¿Qué es el Colágeno?

El colágeno es una proteína que representa aproximadamente el 25% de todas las proteínas del cuerpo. El colágeno es el encargado de formar fibras resistentes y flexibles (fibras colágenas), a los distintos tejidos del cuerpo como: hueso, cartílago, ligamentos, músculos y piel. Es por eso que acá te contamos cuáles son las formas en que puedes consumir colágeno de forma suplementaria y sus beneficios.

¿De que forma puedo suplir la producción de colágeno?

Existen varias formas hoy en día para suplir la producción de colágeno y sus efectos:

  • Inyección: tiene una duración aproximada de 3 meses. Se recomienda no abusar de esta forma, ya que el cuerpo se vuelve “flojo” en la producción natural de este.
     
  • Cremas cosméticas y naturales: las cremas cosméticas son las menos recomendables, ya que es difícil la absorción del colágeno de esta forma (las moléculas son muy grandes). Se recomienda estimular de forma natural a través de cremas en base a aloe vera, sábila o miel de abeja.
    Tip: se recomienda aplicar estas cremas después de la ducha, cuando los poros están dilatados y a través de pequeños masajes se ayuda la absorción.
     
  • Suplementos: los suplementos no son colágeno en sí, sino que son complejos de aminoácidos (moléculas que conforman las proteínas). Son un aporte “extra” entregado al cuerpo para la mayor producción de colágenos.
    Tip: se recomienda tomar los suplementos en ayuno y acompañarlos con una dieta balanceada.

Ahora ¿Cuáles son los beneficios de esta proteína? ¿Por qué debería comenzar a tomar este suplemento?

- El principal beneficiado con la presencia de colágeno es nuestra piel; el colágeno mantiene la unión celular, conservando la tonicidad (previene arrugas), previniendo la aparición estrías y celulitis.

- Ayuda en la prevención de la Osteoporosis, como dijimos es un componente importante de nuestros huesos.

- Alivia síntomas de artritis.

Nuestro cuerpo genera de forma natural colágeno, pero al llegar a cierta edad (30 – 35 años), la generación de esta comienza a declinar, se dice que la producción natural de colágeno disminuye en un 1% anual, desencadenando los signos de la edad como la flacidez de la piel y las temidas arrugas.

Por eso, si estás llegando a la tercera década, quizás quieras considerar la información que te entregamos acá.