Dieta Alcalina

1498060341_951044_1498060645_noticia_normal.jpg

Hacer ejercicio y mantener un estilo de alimentación saludable se ha convertido en la forma de vida de muchos chilenos y chilenas. Cada vez vemos más gente haciendo ejercicio en la calle o visitando gimnasios, también cada día salen nuevas dietas y regímenes especiales para bajar de peso, aumentar la energía, cuidar la piel, etc. Una de estas nuevas dietas es la Dieta Alcalina.

¿En qué consiste llevar una dieta alcalina?
Se dice que nuestro organismo tiene un ph específico y el consumo de algunos alimentos en nuestra dieta alteran ese equilibrio ácido – base, al ser componentes que acidifican nuestro organismo. En la dieta alcalina se prioriza el consumo de alimentos alcalinos.

Los principales alimentos en esta dieta son los frutos secos y las hojas verdes, las cuales son consumidas en grandes cantidades y no solamente a la hora de almuerzo si no también al desayuno en forma de batidos.

La idea de esta dieta es dejar de lado los principales alimentos acidificantes, como son el azúcar y las grasas.

Algunos beneficios de este tipo de dieta son:
-       Antiage (mejora el aspecto de la piel).
-       Energizante (mejora el funcionamiento celular).
-       Fortalece el Sistema Inmune.
-       Controla el peso (disminuye el porcentaje de grasa).
-       Promueve y favorece la eliminación de toxinas.
-       Mejora la digestión.
-       Fortalece uñas y cabello

Algunos alimentos alcalinos para añadir a tu dieta son:
-       Verduras: brócoli, zanahoria, apio, pepino, coliflor, ajo, lechuga, cebollas, berros y espinaca por nombrar algunos.

-       Frutas: manzana, plátano, berries, melón, limón, uvas, pomelo, naranjas, mandarinas, sandía, piña, pera y frambuesas.

Algunas indicaciones si quieres empezar con una dieta alcalina son:
1.    Consulta una nutricionista para que te dé un plan a seguir.
2.    Deja paulatinamente de comer los alimentos que acidifican el organismo.
3.    No debes dejar al 100% los alimentos ácidos, debes llevar una dieta con una relación 80/20. 80% alimentos alcalinos y 20% alimentos ácidos.
4.    Puedes hacer las recetas de siempre, sólo debes reemplazar algunos ingredientes por otros alcalinos.

Siempre es bueno probar cosas nuevas, pero recuerda siempre hacerlo responsablemente.