Drenaje Linfático Manual en Embarazadas

Drenaje piernas.jpg

Si bien el embarazo es una de las etapas más lindas en la vida de las mujeres y una de las más esperadas por algunas, esta no viene sin algunos síntomas no tan agradables. Nos referimos a la retención de líquido, algo típico y que aparece principalmente en el cuarto mes de gestación.

Este viene acompañado de molestias principalmente en las piernas, tobillos y pies, generando una sensación de pesadez, cansancio e hinchazón en estas.

Esta retención se produce por las hormonas propias del periodo de gestación, hay un aumento en la acumulación de líquido en los tejidos debido al aumento de volumen de sangre circulando, esto acompañado de una dilatación y perdida de elasticidad en los vasos sanguíneos, que facilita esta acumulación en el espacio intersticial.

Para aliviar estos síntomas te recomendamos el Drenaje Linfático Manual (DLM), que consiste en un masaje terapéutico suave, que tiene como objetivo activar el Sistema Linfático optimizando la eliminación de líquido extra y toxinas.

El DLM debe ser realizado por una kinesióloga especializada, tiene una duración de una hora y puede realizarse 1, 2 ó 3 veces por semana, dependiendo de cada paciente.

Si estás embarazada y sientes alguno de los síntomas mencionados anteriormente, primero te recomendamos consultar a tu Ginecólogo, ya que en algunos casos está contraindicado.

El DLM en embarazadas se realiza principalmente en 3 zonas:
-       Piernas y tobillos (evitar retención y disminuir la hinchazón)
-       Espalda, muslos y glúteos (eliminar dolor de ciática, muy común durante el embarazo y problemas lumbares)
-       Pies (aliviar hinchazón y cansancio por aumento de peso)

Beneficios del DLM:
-       Optimiza el retorno venoso
-       Disminuye el dolor en general
-       Alivia sensación de cansancio y pesadez
-       Mejora movilidad
-       Mejora textura de la piel
-       Ayuda y mejora el sistema de micción y funcionamiento de los riñones
-       Eliminar desechos

Contraindicaciónes:
-       Presencia de virus o bacterias activas, flebitis, trombosis
-       Hipotensión o Hipertensión
-       Tumoraciones malignas en cualquier órgano
-       Embarazos de riesgo

Si estás embarazada y estás en tu segundo trimestre, consulta a tu Ginecólogo si puedes empezar con los DLM y agenda tu hora con nosotras, para así prevenir esas molestias y poder disfrutar de esta etapa tan especial.